Otro contrato jugoso que no se frustró | TELEDIEZ

TRAS EL ESCANDALO ESSAP Otro contrato jugoso que no se frustró El frustrado llamado de la Essap por 150 millones de guaraníes para el contrato directo de un “espacio televisivo para entrevistas en vivo” donde puedan lucirse las autoridades de la empres...

otro, contrato, jugoso, que, no, se, frustró

Otro contrato jugoso que no se frustró

Publicado por: Rodrigo
04/02/2020 06:07 AM
El contrato directo de la Essap se frustró. Pero en Itaipú hay otros contratos más jugosos que no se frustraron
El contrato directo de la Essap se frustró. Pero en Itaipú hay otros contratos más jugosos que no se frustraron

TRAS EL ESCANDALO ESSAP

Otro contrato jugoso que no se frustró

El frustrado llamado de la Essap por 150 millones de guaraníes para el contrato directo de un “espacio televisivo para entrevistas en vivo” donde puedan lucirse las autoridades de la empresa aguatera, volvió al tapete otro “contrato directo” mucho más jugoso que se gestó silenciosamente apenas asumió el gobierno de “Marito de la gente”.

Y los beneficios del contrato “coincidentemente” fueron a aterrizar a la empresa de uno de los asesores de campaña de Marito: la publicitaria Mass de Pascual Rubiani. Y a diferencia del frustrado contrato de la Essap, este no se frustró. Salió redondito.

En efecto, unos meses después de asumir Marito, una investigación del diario ABC de febrero de 2019, destapó que el entonces director de Itaipú y ex jefe de campaña de Marito, José Alberto Alderete (caído en desgracia después del escándalo “Joselo”) sacó de la galera un contrato directo para la publicitaria Mass por 700.000 dólares bajo la generosa figura de “diseñar la estrategia comunicacional” de la Binacional.

Así, sin pasar por los trámites engorrosos de las licitaciones y sin competencia alguna, la empresa del ex asesor de campaña de Marito, se benefició con el jugoso contrato directo.

“Fue un pago de favores a todas luces”, comentó ante la consulta telefónica un ex consejero de Itaipú, que prefirió mantener su nombre en reserva. “Pero no hay que sorprenderse y hay que decir la verdad. Esto hicieron todos los gobiernos, colorados y no colorados. Itaipú fue siempre la caja generosa para los pagos de favores políticos. Si rascás un poco más, te vas a encontrar con un montón de casos similares”, dijo.

Y al parecer, la inversión de la Itaipú en este caso no pudo ser más oportuna (para la empresa de Rubiani) ya que la publicitaria rápidamente pasó del viejo edificio de la calle Presidente Franco, a otro “inteligente”, bastante más lujoso y recién inaugurado sobre las avenidas Mariscal López y República Argentina.

“Plata que viene de arriba siempre viene bien. Y si es en buena cantidad, mejor”, decía unos 40 años atrás en una tanda humorística el “manosanta” argentino Alberto Olmedo. Como si se hubiera anticipado a “diseñar la estrategia comunicacional” del jugoso contrato de Rubiani y compañía.

En este momento en que los directivos de Itaipú tienen que donar (a regañadientes) sus ingresos para la campaña contra el coronavirus, hubiera sido muy oportuno contar con estos 700.000 dólares. Al menos, para “diseñar la estrategia comunicacional” de la campaña.

Imágenes de la noticia

Tags:

Compartir

Noticias relacionadas

Comentarios