Rugbiers siguen hundiéndose | TELEDIEZ

CASO FERNANDO BÁEZ: NUEVO AUDIO COMPROMETEDOR Rugbiers siguen hundiéndose Un audio complicó a uno de los rugbiers asesinos por el crimen de Fernando Báez Sosa, hijo de paraguayos radicados en Buenos Aires. Le pegó no sé cuántas patadas en la cabeza fue...

rugbiers, siguen, hundiéndose

Rugbiers siguen hundiéndose

Publicado por: Rodrigo
08/29/2020 06:59 AM
Los compatriotas Graciela Sosa y Silvino Báez siguen pidiendo justicia en Argentina. Van saliendo nuevas evidencias.
Los compatriotas Graciela Sosa y Silvino Báez siguen pidiendo justicia en Argentina. Van saliendo nuevas evidencias.

CASO FERNANDO BÁEZ: NUEVO AUDIO COMPROMETEDOR

Rugbiers siguen hundiéndose

Un audio complicó a uno de los rugbiers asesinos por el crimen de Fernando Báez Sosa, hijo de paraguayos radicados en Buenos Aires. "Le pegó no sé cuántas patadas en la cabeza" fue el audio que se hizo viral y cada vez compromete más a los rugbiers.

 

Hace apenas un mes se hizo el estudio escopométrico (medición y comparación entre dos o más objetos) sobre el calzado que llevaban puestos los diez rugbiers sindicados como responsables de la muerte de Fernando. El estudio reveló que una de las patadas mortales recibió por Máximo Thomsen. Justamente ahora apareció un audio de WhatsApp de un amigo que complica aún más al Thomsen.

 

"Te juro que yo estoy acá con los pibes y no lo podemos creer. Estoy re shockeado, mal. Me quiero morir", dice la voz de un joven que, en menos de dos minutos, intenta resumir lo que pasó en la madrugada del 18 de enero de este año frente al boliche Le Brique en la ciudad Villa Gesell, donde Báez Sosa fue asesinado a golpes.

 

AUDIO: EL AUDIO QUE COMPROMETE A MÁXIMO THOMSEN

 


“Cuando se fue Gendarmería, se empezaron a cagar a palos de nuevo y me dijeron que Enzo (Comelli) lo tiró al piso al chabón y Machu (Thomsen) le pegó no sé cuántas patadas en la cabeza y que la última lo mató" es la parte en la que lo hunde cada vez más al rugbier Thomsen.

 


Fernando tenía muchos sueños por delante. Era hijo único. Solo tenía 18 años. Su vida se apagó una madrugada de enero en la ciudad veraniega de Villa Gesell. Sus verdugos fueron unos rugbiers que lo golpearon hasta la muerte. Fernando Báez Sosa era hijo de los paraguayos Graciela Sosa y Silvino Báez que se radicaron en la Argentina buscando un futuro mejor. Hoy siguen clamando justicia.

Imágenes de la noticia

Tags:

Compartir

Comentarios